La Centena del Real Madrid ante el Khimki ruso

LorenaBrown

El Real Madrid se pasea de nuevo en su casa, donde sigue sumando victorias, ante los moscovitas del Khimki (104-76)

Facundo Campazzo. Foto: Felipe Sheele

Laso repetía quinteto, el que funcionó a la perfección en la ultima cita en la Euroliga en casa. Para ello los elegidos fueron Deck y Randolph que llegaban frescos tras recibir descanso ante Bilbao Basket en Liga Endesa, Campazzo, Tavares y Taylor.

Randolph cogía los galones en estos primeros minutos y en tan solo 8 minutos de juego superaba ya su media anotadora en Euroliga, que está en 11.9 puntos, para sentarse en el banco con 13 en el bolsillo, todo gracias a su gran acierto desde la línea del 6,75.

El segundo cuarto ahogó al Khimki dejándole sin opción a remontada.

En los segundos diez minutos los blancos no bajaron el nivel. Llegaron a ponerse con +15 y donde vimos los primeros minutos de Trey en Euroliga y en casa. Pero sin duda el protagonista de estos fue Jordan Mickey, que terminó el partido con un 17 de valoración final y que brilló sobre todo por su aporte defensivo.

El WiZink vibró en una noche mágica que apuntaba maneras y que al descanso dejaba la mejor versión del Madrid en lo que va de Euroliga, con tres de sus jugadores en valoración de dobles dígitos.

Llull y Shved. Foto: Felipe Sheele

Kurtinaitis tenía que pedir tiempo muerto recién comenzado el tercer cuarto para intentar inyectar algo de energía a sus jugadores, pero la arenga del técnico lituano no surtía efecto alguno. Hoy ni los 12 puntos de Shved ni los 14 de Kramer fueron suficientes para parar a los de Laso, sobre todo por una excelente marca de Llull sobre el primero.

Primeros minutos de Thompkins en casa.

Thompkins por fin se estrenó a pesar de que parecía algo fallón, pero se llevó a casa 9 puntos. Cabe destacar la lesión de Taylor que estaba haciendo un buen partido, pero tuvo que retirarse por un golpe en la nariz pendiente de valoración médica.

En definitiva, la semana del Madrid ha mejorado favorablemente. Hoy el Madrid no falló. Se llevó la centena ante un Khimki que a priori tenía mejor average que el equipo blanco, pero sobre todo, dando muestras de cómo este Madrid es capaz de resarcirse tras la derrota.

Hay que pensar ya en el próximo rival, que también viene de tierras rusas y que no es nada más y nada menos que CSKA, para buscar de nuevo otra victoria más en casa, donde sigue inexpugnable.

Fotos: Felipe Sheele

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Gabriel Deck: la peor pesadilla del CSKA

El conjunto blanco se agarra a la victoria en casa y cierra la doble cita europea en tercera posición tras ganar al CSKA 97-81. Se venía partidazo y así fue. El WiZink vivió otra noche mágica con un toque muy argentino. El encuentro para los blancos era sobre todo la […]