El Real Madrid vence a un Valencia que necesitaba ganar

LorenaBrown

El Real Madrid se lleva la victoria en la prórroga, en un partido donde el Valencia se estaba jugando el pase a la Copa del Rey, por 85-78

Trey Thompkins. Foto: Lorena Sánchez

Si de algún modo hay que definir este partido, la palabra sin duda es intenso. Valencia necesitaba la victoria para conseguir una cotizada plaza para la Copa del Rey en Málaga antes de acabar la primera vuelta, aunque delante tenía al líder de la competición y no iba a ser un camino de rosas conseguirla.

Empezaba el Real Madrid acertado en el inicio poniendo un 6-0 sobre la mesa fruto de un triple de Campazzo y un 2+1 de Caseur. Sin embargo poco tardaría el Valencia en reaccionar para reducir la diferencia a tan solo dos tantos a falta de 5:50 (10-8). Sería tan solo un espejismo la muestra de igualdad en este cuarto, ya que pronto se puso en un 23-14, debidos al gran acierto de Taylor y Campazzo desde la línea de 6,75. Con un 26-19 cerraban el primer cuarto los de Laso bastante sólidos atrás y controlando tan bien a Dubjlevik que Ponsarnau tenía que sentarle porque hoy no veía poste por culpa de Tavares.

De lo bueno del primero pasamos a lo peor del segundo cuarto para los blancos. Mucho desajuste defensivo hacía que la diferencia de los diez primeros minutos se redujese a cenizas. La posible lesión de Rudy a falta de 1:35, que quedó en un susto finalmente, hacía que Laso tuviese que sacar a Lapro y a Facu juntos en el exterior, y a pesar de unos buenos minutos de Garuba, el Valencia se ponía en tablas gracias a un último lanzamiento de Doornekamp para dejar el marcador al descanso en 40-40. Estaba en juego un pase a la Copa y eso se empieza a notar en los taronjas.

Cambió el ritmo de partido tras el descanso

Tanto fue así que Valencia salió con todo al terminar el descanso, con un Dubljevik recuperando sensaciones para poner la máxima diferencia en el marcador hasta entonces por 44-54 cuando Laso decidió parar el tiempo para evitar que la sangría fuese a más.

Le tocaba ahora al Real Madrid apretar, aunque Valencia no fallaba y seguía aprovechando cada rebote defensivo para ponerle al partido el ritmo que le interesaba. A partir de ese momento, demasiada temperatura en ambos lados de la cancha, para que Valencia cerrase el cuarto con una renta de +11 (56-67).

Todo al último cuarto

Loyd contra Mejri. Foto: Lorena Sánchez.

Los últimos diez minutos de partidos eran los decisivos. Aunque Valencia seguía teniendo todo a favor en este partido, el Madrid metió una marcha más para evitar que alguien le arrebate el cetro en su propio terreno. Rudy Fernandez hacía levantarse a todo el Wizink Center para poner a los suyos a tan solo 4 puntos de Valencia y con 7:23 aun por disputar. A falta de 3 minutos de juego, el Real Madrid se ponía a tan solo dos puntos por el buen acierto de Rudy desde el 6,75 haciendo que Ponsarnau tuviese que pedir tiempo muerto ante la amenaza blanca.

Dos minutos y de nuevo tiempo muerto porque la pizarra y la arenga de Ponsarnau les había servido a los suyos para poner el 70-76 en el luminoso. Sin embargo, si algo bonito tiene el baloncesto, es que dos minutos pueden hacerse un mundo y aun era tiempo suficiente para que los de Laso revertiesen la situación.

Volvía otra vez Rudy a hacer de las suyas desde el exterior, para anotar un triple que le ponía a tres puntos y luego tirando de pillería aparecía en el lugar adecuado para coger el rebote defensivo bajo el aro.

Personal sobre Thompkins que a punto estuvo de ser un 2+1, y anotaba sus dos tiros libres con facilidad para poner el 75-76 a falta de 1:04. El Madrid estaba a uno y solo 46.2 segundos por delante cuando Van Rossom cometió falta sobre Campazzo. Inaudito, porque el argentino falló la primera, pero aun tenía bola para poner el empate y así lo hizo.

Y de repente, Tavares. El de Cabo Verde apareció cuando su equipo más lo necesitaba en defensa y el Madrid desaprovechaba la ocasión para darle la vuelta al marcador. Posesión para Valencia a falta de 14 segundos y Abalde en penetración fallaba sobre Tavares y a Dubljevik se le escapaba un rebote decisivo llevando el partido a la prórroga.

Máxima igualdad y prórroga por el billete a la copa.

Y esos cinco minutos parecían la sentencia del partido para el Valencia. La calma de Campazzo y la racha de Rudy (22 puntos, 7/10 en triples y 22 de valoración) deshacían la igualdad que predominó durante la segunda parte, mientras el Valencia, casi sin aliento, fallaba una tras otra y veía como se le escapaba una victoria que acarició con los dedos. Los de Ponsarnau tendrán que esperar a la última jornada para saber si viajan o no a Málaga. Al final, un 85-78 que deslucía el esfuerzo de los taronjas durante los 40 minutos de tiempo reglamentario.

Real Madrid: Caseur, Rudy, Campazzo, Laprovittola, Garuba, Nakic, Carroll, Tavares, Mickey, Thompkins, Taylor y Mejri. Entrenador: Pablo Laso.

Valencia Basket: Colom, Loyd, Ndour, Abalde, Labeyrie, Van Rossom, Tobey, Dubljevic, Vives, San Emeterio, Sastre y Doornekamp. Entrenador: Jaime Ponsarnau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Tokio 2020: Información básica

Los próximos Juegos Olímpicos están a la vuelta de la esquina. Aquí podréis encontrar información sobre las distintas sedes, las disciplinas olímpicas y otras curiosidades que no puedes perderte sobre el evento deportivo del año. Todo sobre las sedes principales de los JJ.OO La capital nipona será la sede central […]