El Real Madrid suma y sigue en Euroliga.

LorenaBrown

El Real Madrid se llevó esta noche una nueva victoria frente a Olympiacos, en un partido muy cómodo y con mucha rotación de jugadores por 93-77.

Gaby Deck en el partido ante Olimpiacos. Foto EFE

El Madrid empezó con un cinco inicial muy potente para esta jornada de Euroliga. Tal vez uno de los favoritos de Laso, con Tavares, Campazzo, Deck, Randolph y Taylor. Sin embargo, durante los primeros minutos, los blancos tuvieron serios problemas para encontrar anotación. Con cinco minutos de partido el marcador estaba en un 3-4 para Olympiacos.

Ante eso, Laso pide tiempo muerto y entonces todo cambia para los locales que meten un parcial de 14-4 a Olympiacos, con Randolph con 2/3 triples y 9 puntos en su casillero personal. De nada sirvió el tiempo muerto de Olimpiacos ya que los de Laso no se bajaron del carro cerrando el primer cuarto con un +11 de diferencia (21-10)


Cambios y rotaciones en el segundo cuarto para seguir sumando puntos del lado blanco, mientras que Olympiacos sufre y mucho de falta de ideas. La ausencia de Spanoulis se nota, pero lo peor, son las pérdidas de balón sin sentido alguno para Olympiacos. Unas pérdidas que te condenan cuando juegas contra un grande cómo el Real Madrid, que se fue al descanso dejando un 41-30 en el marcador.

Descanso y…

Descanso y más de lo mismo. Un Olympiacos que no despertó a pesar de las horas. Más pérdidas, y posesiones agotadas hacían que el Madrid pusiese tanta tierra de por medio, gracias al gran acierto de Caseur, con 11 puntos solo en el tercer cuarto, y a las buenas circulaciones de balón para encontrar canasta.

Un último cuarto casi de compromiso, que se jugó porque así había que hacerlo, y que sirvió para dar minutos a Laprovittola aunque no para que este mostrase su mejor versión. El argentino tuvo alguna que otra pérdida, aunque debido a la gran diferencia en el marcador, apenas se notó en los números. No le hizo falta ni irse a bonus en defensa al Madrid porque su rival parecía no tener intención de meterse en el partido, de pelearlo.

Octava victoria consecutiva del Real Madrid por 93-77 a un Olimpiacos que nada tenía que ver con el Olympiacos que se midió hace apenas unos días ante Panathinaikos. Otra más en casa, otra más para los blancos en un partido en el que nos hemos quedado con las ganas de ver un ratito a un Mejri que entró por primera vez en la convocatoria de Laso esta temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Las Guerreras SE REGALAN la final

Las Guerreras demuestran que aquí no se las ha regalado nada en un partido perfecto contra Noruega y vencen por 22-28 Comenzaron bien las Guerreras en uno de los enfrentamientos más duros que le ha tocado jugar en todo el Mundial. Noruega se presentaba como uno de los favoritos para […]