El Real Madrid seca a Morabanc Andorra.

LorenaBrown

El Real Madrid se llevó la última victoria en casa del año ante Andorra por 91-60, haciendo un segundo cuarto histórico, donde Andorra solo pudo anotar 2 puntos.

Deck frente a Walker y Llovet entrando a canasta. Foto: David Jiménez.

Último partido del año de los de Laso en casa. Volvía la Liga Endesa al Wizink Center, que llevaba sin verle en esta competición en el Palacio desde su enfrentamiento con San Pablo Burgos. Abrió el partido Tavares, aunque el Madrid comenzó perdiendo por 4-7 en los primeros minutos de partido. Muchos fallos iniciales, tanto en defensa, como desde la línea del 6,75 fueron la dinámica ofensiva del Madrid.

El único que conseguía aportar era Tavares, reboteando y taponando. Randolph perdonó varios lanzamientos que domina desde el triple y a los que nos tiene bastante acostumbrados. Sin embargo, dos defensas bastaron para que el Madrid reaccionase y se pusiese por delante a falta de 3:19.

13-9 para el Madrid tras los 5 puntos prácticamente seguidos de Randolph, uno en penetración con reverso y uno de sus mágicos triples más allá del 6,75, obligando a Ibon Navarro a parar el crono para volver a meter a los suyos en el juego. El Madrid se metía en el partido y Pablo paraba a falta de 1.4 segundos. Pase largo a Campazzo desde la banda del banquillo y al argentino le daba tiempo a fintar, botar y meter triple, para que todo saliese a pedir de Laso y 24-12 en el marcador.

En el segundo cuarto, cambio de equipo y cambió el partido. Salen Rudy, Trey, Taylor, Lapro y se mantiene Tavares en pista. Pero los del banquillo también saben jugar a esto, y la segunda jugada del cuarto lo demuestra.

Bloqueo de Tavares para permitir la penetración de Lapro, hay opción de pick and roll, pero el argentino la saca fuera a Rudy, que la palmea a Taylor que está en el corner y Taylor se encarga de meter el triple. La demostración de una circulación perfecta de balón. A todo esto, salía Mejri para dar algo de descanso a Tavares e ir sumando minutos. 31-12 de los del banquillo a Andorra, es decir, un 10-0 de parcial en 3 minutos.

Los de Ibon Navarro anduvieron desconectados completamente del encuentro, perdidos y lo peor era que el Madrid no bajaba la intensidad ni ofensiva ni defensiva haciendo que la brecha del marcador fuese cada vez más amplia, obligándolo de nuevo a pedir un tiempo muerto que no le sirvió para romper la sequía en el siguiente ataque.

2:50 para el final del cuarto y Andorra solo fue capaz de anotar 2 puntos. No entró nada en un lado y en el otro, entraba tanto, que hasta Mejri se pudo permitir fallar un mate a aro pasado debajo de la canasta, para dejar el luminoso al descanso en 50-14.

Y tras el empacho de puntos…

Andorra tenía que despertar. No le quedaba más remedio. Salió a la pista y en tres minutos anotó casi lo mismo que había anotado en todo el partido. Aun así, la diferencia obtenida en el segundo cuarto apenas daba muestra del esfuerzo de los de Navarro por meterse en un partido que tiene dueño, a pesar del maquillaje de última hora que acaba de darse Andorra en el tercer cuarto, ganándolo, aunque pasando desapercibido. Al sonido de la bocina la brecha era de 33 puntos para el Madrid (70-37).

Cambios y minutos de nuevo en el último cuarto, para rematar un partido en el que los de Laso sentenciaron en el segundo cuarto hundiendo a Andorra. Sin embargo, era un cuarto vital para Salah, Mario, Laprovittola y Garuba. Necesitaban esos minutos y sobre todo puntos y confianza.

Saben que son el “Plan B” del Madrid y por eso mismo, su aportación en estos minutos es determinante para que toda la maquinaria del Madrid vaya en la misma dirección, y lo demostraron en el tiempo que tuvieron para hacerlo. Al final, el marcador se quedó en 91-60, en este último partido del Madrid como local, y al que le esperan ahora en EuroLiga Panathinaikos y Barsa a domicilio.

REAL MADRID: Fabien Caseur, Anthony Randolph, Rudy Fernandez, Facundo Campazzo, Nicolás Laprovittola, Gabriel Deck, Usman Garuba, Mario Nakic, Edy Tavares, Trey Thompkins, Jeff Taylor, Salah Mejri. Entrenador: Pablo Laso.

MORABANC ANDORRA: Nacho Llovet, Frantz Massenat, Clevin Hannah, Martin Krampelj, Dejan Todorovic, David Walker, Guillem Colom, David Jelinek, Jeremy Senglin, Alexis Bartolomé, Dejan Musli, Daniel Clark. Entrenador: Ibon Navarro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Fotogalería: Balonmano Alcobendas-Atlético Guardés

Alcobendas 17-Atlético Guardés 19. Liga Guerreras Iberdrola Partido duro y bonito el vivido el pasado sábado en el Pabellón de los Sueños de Alcobendas. Las chicas de Cristina Cabezas, no se lo pusieron fácil al Guardés en ningún momento, llegando incluso a dominar el marcador en algunas partes del partido, […]